Descripción

Narrar nuestra propia historia surge como necesidad en cualquier momento de la vida. Pero solo parece legitimarse en el papel cuando se trata de una vida capaz de iluminar otras vidas, rica en desafíos y plena de experiencias.
El recorrido que propone Esther Soto no es sistemático. No se remonta en el tiempo para exhumar y fijar recuerdos sino que, al pie de un torbellino de imagenes y sensaciones, traza un cuadro sentimental y diverso de algunos parrafos de su vida: su casa en Ensenada, su militancia, sus aficiones, sus amores, los hijos, la docencia, los viajes, las ilusiones, las utopias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *